HIPERCOLESTEROLEMIA

 

 

Los principales lípidos (grasas) que circulan en la sangre son COLESTEROL y TRIGLICÉRIDOS.

Son transportados por macromoléculas llamadas LIPOPROTEÍNAS. Según el tamaño, el tipo de proteínas que contengan, el lípido que transporten, etc las lipoproteínas reciben distintos nombres:

  • VLDL y QUILOMICRÓN, ricas en triglicéridos,

  • LDL o colesterol “malo”,

  • HDL o colesterol “bueno”.

Cuando la concentración de los lípidos está elevada, en forma aislada o combinada, constituyen un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedad cardiovascular, por generar aterosclerosis.

El colesterol, si está elevado en sangre, es un predictor de mortalidad por enfermedad cardiovascular.

 

Pueden elevarse por

  1. causa genética o familiar, o

  2. como consecuencia de otras enfermedades: diabetes mellitus, hipotiroidismo, obesidad, alcoholismo, insuficiencia renal, uso de fármacos (diuréticos, anticonceptivos, b-bloqueantes), etc. 

 

Es importante detectar y prevenir

 

Se debe medir colesterol total y triglicéridos a:

  • Todos los hombres sanos entre 35 y 65 años.

  • Todas la mujeres sanas entre 45 y 65 años.

  • Jóvenes, menores de 35 años, con 2 o más factores de riesgo.

  • Individuos con enfermedades que pueden alterar los lípidos.

  • Toda persona con enfermedad vascular coronaria, cerebral o periférica conocida

 

Los valores de colesterol medidos en sangre se interpretan según la siguiente tabla

 

 

Colesterol total (mg/dl)

Colesterol LDL (mg/dl)

Deseable

≤200

≤130

Limíte superior de riesgo

200-239

130-159

Alto riesgo

≥240

≥160

 

Las indicaciones de tratamiento dependen de la presencia de enfermedad coronaria, presencia de otros factores de riesgo y valores de colesterol-LDL.

  • Plan de alimentación: cuya finalidad es controlar las principales variables que aumentan  el nivel de colesterol
    • adecuando las calorías para lograr y/o mantener un peso normal,
    • restringiendo las grasas totales a 30% de las calorías diarias,
    • ajustando en 2 etapas las grasas saturadas (a  ≤10%  o  ≤7% ) y el colesterol exógeno (hasta 300 mg o hasta 200 mg/día).
  • Plan de actividad física
  • Control de las enfermedades de base (en dislipidemias secundarias)
  • Control de otros factores de riesgo: hipertensión arterial, obesidad, diabetes mellitus, tabaquismo, etc
  • Tratamiento farmacológico

 

 

 

 

VISITE

Información médica

de calidad

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   

Volver a página principal